El pubis es la parte anterior de la vulva. Se encuentra en la región del hueso púbico. También se le llama el Monte de Venus y está compuesta de tejido adiposo (grasa). Su plenitud constituye una parte sensual del cuerpo de la mujer joven. Con la edad y los cambios en las hormonas que circulan, el Monte de Venus o pubis comienza a desinflarse. Pierde su plenitud y su atracción.

El pubis puede ser revitalizado y rejuvenecido por medio de inyecciones de grasa autóloga o lipofilling. Las inyecciones de grasa en un pubis sin plenitud le restauran su apariencia sensual y juvenil.

Dos intervenciones en cirugía estética, la liposucción y la inyección de grasa están estratégicamente unidas a un lipofilling del monte de Venus. La liposucción se hace usando un instrumento tubular hueco llamado cánula en ciertas partes específicas del cuerpo en donde los depósitos de grasa se acumulan. La grasa puede extraerse a través de pequeñas incisiones en diferentes partes del cuerpo como el abdomen, caderas, muslos y otras áreas.

Una vez que la grasa no deseada es extraída, está se somete a la concentración: el tejido adiposo se separa de otros tejidos del cuerpo y después se purifica. La grasa es reinyectada en el pubis con varias inyecciones a diferentes profundidades para obtener el mejor resultado posible.

Las mejores candidatas para un rejuvenecimiento del pubis son mujeres que:

  • gozan de buena salud
  • están emocionalmente equilibradas
  • tienen expectativas realistas sobre lo que esta cirugía puede lograr
  • tienen sobrepeso o una cantidad suficiente de grasa localizada
  • optan por el aumento de volumen del pubis utilizando su propia grasa

Tratamientos alternativos

El rejuvenecimiento de la vulva con inyecciones de grasa es una cirugía electiva. Una opción sería la de no recurrir a la cirugía de rejuvenecimiento de la vulva con inyecciones de grasa o lipofilling de la vulva. Rellenos que contienen ácido hialurónico y otros productos pueden aumentar el volumen del monte de Venus.