La piel es el órgano más grande del cuerpo. Tiene funciones importantes como la protección contra las infecciones y el control de la temperatura corporal. A pesar de su elasticidad, la piel puede ser afectada por los cambios hormonales, la exposición a elementos ambientales y el envejecimiento.

Si la apariencia y la textura de la piel han sido dañadas, una intervención cosmética puede ser necesaria.

Cuando la piel es joven, esta sigue siendo suave, brillante y lisa. Varios factores contribuyen a arrugar su cara. La exposición al sol es la principal causa asociada a los daños en la piel. La medicina estética puede reducir las señales visibles de la edad por medio de los siguientes tratamientos:

  • Los materiales de relleno elaborados a partir del ácido hialurónico son eficaces para reducir las arrugas, aumentar el volumen de los labios y redefinir los contornos de su rostro

  • El Botox o Dysport es el tratamiento cosmético más popular en América del Norte. El Botox o Dysport se utiliza principalmente para tratar las arrugas de la frente y las líneas horizontales de expresión, las arrugas entre las cejas (líneas de león) así como también las arrugas que se forman a cada lado de los ojos cuando usted sonríe o frunce el ceño

  • Técnicas no invasivas como el rejuvenecimiento de la piel por dermoabrasión y la aplicación del peeling químico han sido diseñadas para renovar la piel y tratar sus defectos

  • El relleno y el aumento de volumen de ciertas partes del cuerpo como los labios, los senos, las nalgas, así como el rejuvenecimiento de las manos, pueden también hacerse usando su propia grasa extraída de ciertas partes de su cuerpo en donde no se desea tener

La escleroterapia es un procedimiento de medicina estética que tiene por objeto eliminar y tratar las venas varicosas. Estas dan una apariencia no muy agradable debido a su color púrpura visible en la superficie de la piel.