El levantamiento de glúteos es un procedimiento quirúrgico que elimina el exceso de piel y grasa en los glúteos mejorando su silueta.

Cuando se es joven, la piel se mantiene suave y firme. A medida que envejecemos, después de un parto, de una pérdida significativa de peso o a causa de irradiaciones solares, los glúteos se caen y pierden su forma natural debido a la pérdida de elasticidad de la piel. Este defecto da una apariencia desagradable debido a una falta de volumen en los glúteos superiores y a una flacidez de la piel en la parte inferior de las nalgas.

El levantamiento de glúteos ayuda a robustecerlos y a reencontrar su silueta que tenían antes de estos indeseables cambios.

En esta cirugía de levantamiento de glúteos, el cirujano traza las líneas preoperatorias en la región que se va a trabajar y hace las incisiones sobre ellas. Luego su cirujano estético y plástico separa y elimina el exceso de piel. La etapa final de la cirugía consiste en ajustar y fijar la piel en su nueva posición.

El levantamiento de glúteos deja cicatrices permanentes y visibles en la parte superior de las nalgas.

Los pacientes ideales para un lifting de glúteos:

  • tienen buena salud
  • las personas con expectativas reales sobre lo que esta cirugía puede lograr
  • están emocionalmente equilibrados

Un levantamiento de glúteos puede hacerse en un solo procedimiento o combinado con la inserción de implantes de glúteos, liposucción de zonas circundantes o lifting de muslos.

Tratamientos alternativos

El levantamiento de glúteos es una cirugía electiva. Una opción sería no realizarla. Si la piel tiene buena elasticidad, la liposucción puede ser mas bien una mejor opción. Un volumen adicional en los glúteos puede obtenerse por medio de implantes de glúteos o inyectando su propia grasa.