La cirugía estética de las orejas u otoplastia es un procedimiento para corregir las deformidades congénitas o adquiridas del oído externo. Las diferencias morfológicas de las orejas pueden causar problemas psicológicos. Estas deformidades incluyen la asimetría de las orejas debidas a defectos en el plegamiento de la antihélix y / o la hipertrofia del cartílago de la concha auditiva. La otoplastia es una cirugía estética para corregir las deformidades del cartílago de la oreja con el objeto de obtener una apariencia natural y equilibrada en toda la cara.

Durante la cirugía de las orejas, se hace una incisión imperceptible detrás de la oreja, luego una porción de cartílago es extraída o rediseñada y remodelada con el objeto de obtener el tamaño y forma adecuados.

Posteriormente, el cartílago se fija en su nueva posición. La incisión se cierra con suturas. Luego se coloca un vendaje para proteger la herida.

La otoplastia se realiza generalmente bajo anestesia local. Unas pocas horas después de la cirugía, los pacientes pueden sentir dolor que se controla muy bien con analgésicos.

La incisión por lo general deja una cicatriz detrás de la oreja que se vuelve imperceptible con el tiempo. La otoplastia como otras cirugías estéticas tiene riesgos, tales como: infección, sangrado postoperatorio, asimetría o cicatrización anormal.

Tratamientos alternativos

Una opción sería la de no hacerse hacer una otoplastia.